2 minutos de lectura

Los mejores ERP son modulares

Los mejores ERP son modulares

Software es el conjunto de instrucciones de programa que controlan y coordinan el hardware de una computadora y controlan las operaciones de un sistema informático. El software se cataloga en tres:

 

  1. Software de sistema – es aquel que sirve para controlar e interactuar con el sistema operativo, proporcionando control sobre el hardware.

  2. Software de programación – es aquel que permite desarrollar software como compiladores y editores de texto simple.

  3. Software de aplicación (o aplicativos) – es aquel que tiene interacción directa con el usuario final y su objetivo es la resolución de sus problemas.

 

A su vez, el software de aplicación se divide en primario y secundario. El primario es desarrollado por empresas y es vendido a usuarios finales. El secundario es producido por empresas y es vendido a otras empresas.

 

Si bien no es una categoría académica, es correcto dividir al software secundario en cuatro rubros:

 

Software de caja: no hay pierde ya que, como su nombre lo indica, es aquel software que viene empaquetado en una caja y es ofrecido en distintos establecimientos. Es el software más económico pero es el más limitado ya que brinda opciones aplicables a toda empresa.

 

Software integral: es la siguiente categoría de software empresarial. Este tipo de programas informáticos no se vende en caja, sino mediante la descarga controlada de los sitios de los fabricantes. Incluye módulos como Finanzas, Inventario, Producción y Calidad. Estos módulos, a su vez, contienen distintas opciones que son funcionales para la mayoría de las organizaciones sin importar el giro.

 

Software modular: también es un software integral, pero tiene la ventaja de contar con distintas configuraciones que pueden ser parametrizadas (encendidas o apagadas) dependiendo del tamaño y complejidad de los procesos de su negocio. En esta categoría entran software como SAP Business One y BatchMaster Manufacturing y es el que más valor ofrece por su inversión ya que el sistema se ajusta a la operación de la empresa. Es como un traje al que se le sube el dobladillo, se ajusta en la cintura y en los hombros.

 

Software a la medida: es el que se desarrolla por casas de software siguiendo la metodología exacta con la que opera la organización que lo adquiere. Es el más caro de todos y aunque ofrece el beneficio de ser un espejo virtual de lo que ocurre en la operación, crea dependencia total con el fabricante pues solo él está capacitado para operarlo y dar soporte y no sigue las mejores prácticas de otras industrias y empresas a nivel mundial.

 

 

Suscríbase a nuestro blog

Y obtenga contenido para el crecimiento de su empresa