7 minutos de lectura

Sistemas ERP dentro de la cadena de suministro

Sistemas ERP dentro de la cadena de suministro

Una cadena de suministro está formada por todas aquellas partes involucradas de manera directa o indirecta en la satisfacción de la solicitud de un cliente. Incluye al proveedor, fabricante, proveedor, transportistas, almacenistas, vendedores y clientes. Dentro de la empresa, abarca todas las funciones como desarrollo de nuevos productos, mercadotecnia, operaciones, finanzas, distribución y servicio al cliente.

 

Por ejemplo: un cliente entra a un supermercado para comprar un detergente. La cadena de suministro empieza con el cliente y su necesidad. La siguiente etapa es la tienda llenando sus estantes con inventarios que pudieron haber sido suministrados desde un almacén de productos terminados o por un distribuidor que emplea vehículos proporcionados por terceros. El distribuidor a su vez es abastecido por el fabricante.

 

La planta de detergente recibe la materia prima de varios proveedores, quienes a su vez pudieron ser abastecidos por proveedores de niveles más bajos. El material de empaque pudiera provenir de un proveedor más, mientras que éste recibe de otros proveedores la materia prima para fabricar el empaque.

 

El cliente es parte integral de las cadenas de suministro; el propósito principal de éstas es satisfacer las necesidades del cliente. Es importante visualizar los flujos de información, fondos y productos en ambas direcciones de ella. El término cadena de suministro también puede implicar que sólo un participante interviene en cada etapa. En realidad, el fabricante puede recibir material de varios proveedores y luego abastecer a varios distribuidores. Por lo tanto, la mayoría de las cadenas de suministro son, en realidad, redes.

 

red-de-suministro

 

Red de suministro

 

Una cadena de suministro típica puede abarcar varias etapas que incluyen:

  • Clientes
  • Detallistas (o minoristas)
  • Distribuidores (o mayoristas)
  • Fabricantes
  • Proveedores de materias primas

 

El objetivo de una cadena de suministro es maximizar el valor total generado. El valor que una cadena de suministro genera es la diferencia entre lo que vale el producto final para el cliente y los costos en que la cadena incurre para cumplir la petición de éste (ganancia).

 

La administración exitosa de la cadena de suministro requiere tomar muchas decisiones relacionadas con el flujo de información, productos y fondos. Estas decisiones se clasifican en tres categorías o fases, dependiendo de la frecuencia de cada decisión y el periodo durante el cual tiene impacto una fase de decisión.

 

  1. Estrategia o diseño de la cadena de suministro: Durante esta fase, dados los planes de fijación de precios y de marketing para un producto, la compañía decide cómo estructurar la cadena de suministro durante los siguientes años. Decide cómo será la configuración de la cadena, cómo serán distribuidos los recursos y qué procesos se llevarán a cabo en cada etapa. Las decisiones estratégicas tomadas por las compañías incluyen ya sea sub contratar o realizar las funciones de la cadena de suministro internamente, la ubicación y las capacidades de producción e instalaciones de almacenaje, los productos que se fabricarán o almacenarán en varias ubicaciones, los medios de transporte disponibles a lo largo de las diferentes rutas de envío y el tipo de sistema de información que se utilizará.
  2. Planeación de la cadena de suministro: Para las decisiones que se toman en esta fase, el periodo que se considera es de un trimestre a un año. Por lo tanto, la configuración determinada para la cadena de suministro en esta fase estratégica es fija. Esta configuración establece las restricciones dentro de las cuales debe hacerse la planeación. La meta es maximizar la ganancia de la cadena de suministro que se puede generar durante el horizonte de planeación, dadas las restricciones que se establecieron durante la fase estratégica o de diseño. Las compañías comienzan la fase de planeación con un pronóstico para el siguiente año (o un periodo comparable) de la demanda en diferentes mercados.
  3. Operación de la cadena de suministro: Su horizonte de tiempo es semanal o diario y durante esta fase las compañías toman decisiones respecto a los pedidos de cada cliente. Al nivel de la operación, la configuración de la cadena de suministro se considera fija y las políticas de planeación ya se han definido. La meta de las operaciones de la cadena de suministro es manejar los pedidos entrantes de los clientes de la mejor manera posible. Durante esta fase, las compañías distribuyen el inventario o la producción entre cada uno de los pedidos, establecen una fecha en que debe completarse el pedido, generan listas de surtido en el almacén, asignan un pedido a un modo particular de transporte y envío, establecen los itinerarios de entrega y colocan órdenes de compra.

 

Procesos de una cadena de suministro

 

Los tres procesos macro administran el flujo de información, productos y fondos requeridos para generar, recibir y cumplir la petición del cliente.

  1. Administración de la relación con el cliente (ARC): Todos los procesos que se centran en la interacción de la compañía con sus clientes.
  2. Administración de la cadena de suministro interna (ACSI): Todos los procesos internos de la empresa.
  3. Administración de la relación con el proveedor (ARP): Todos los procesos que se centran en la interacción de la compañía con sus proveedores.

Estrategia en la cadena de suministro

 

Para que una empresa sea exitosa, su cadena de suministro y su estrategia competitiva deben estar entrelazadas. A esto se la llama ajuste estratégico y se logra con tres pasos:

  1. Entender al cliente y la incertidumbre de la cadena de suministro: Una compañía debe entender las necesidades del cliente de cada segmento que trata de captar y la incertidumbre que enfrenta la cadena de suministro al satisfacerlas. Estas necesidades ayudan a la empresa a definir el costo deseado y los requerimientos de servicio. La incertidumbre de la cadena de suministro también le es de utilidad para identificar el grado de imprevisibilidad de la demanda, así como los trastornos y retrasos para los cuales debe estar preparada.
  2. Entender las capacidades de la cadena de suministro: Existen muchos tipos de cadenas de suministro, cada una de las cuales se diseñó para realizar bien diferentes tareas. La compañía debe entender lo que su cadena de suministro se diseñó para hacer bien.
  3. Lograr un ajuste estratégico: Si hay un desajuste entre lo que la cadena de suministro hace particularmente bien y las necesidades deseadas del cliente, la compañía tendrá que reestructurar la cadena de suministro para apoyar la estrategia competitiva o modificar esta última.

Administración de las cadenas de suministro

 

La administración de las cadenas de suministro implica controlar todas las etapas maximizando las ganancias y la satisfacción al cliente. Los factores que deben considerarse para administrar correctamente la cadena de suministro son:

  • La cantidad del producto necesario para cada lote: Un pedido de emergencia de material necesario para reparar una línea de producción es probable que sea pequeño. Un pedido de material para construir una nueva línea de producción probablemente sea muy grande.
  • El tiempo de respuesta que los clientes están dispuestos a tolerar: El tiempo de respuesta tolerable para un pedido de emergencia es probablemente corto, mientras que aquél para el pedido de una construcción sin duda será muy largo.
  • La variedad de los productos necesarios: Un cliente puede conceder suma importancia a la disponibilidad de todas las partes de una orden de reparación de emergencia de un solo proveedor. Éste pudiera no ser el caso en un pedido para una construcción.
  • El nivel de servicio requerido: El cliente que coloca un pedido de emergencia espera un alto nivel de disponibilidad del producto. Probablemente vaya a otro sitio si todas las partes que necesita no están disponibles de manera inmediata. Esto tal vez no ocurra en el caso de un pedido de construcción, para la cual el tiempo de espera quizá sea muy largo.
  • El precio del producto: El cliente que coloca un pedido de emergencia quizá sea mucho menos sensible al precio que el que coloca una de construcción
  • La innovación en el producto: Los clientes de una tienda departamental cara esperan una mayor innovación y nuevos diseños en la ropa de la tienda.

Un ERP está desarrollado, entonces, para ayudar a administrar la cadena de suministro: desde la relación con el cliente potencial hasta la distribución del producto terminado pasando por la investigación y desarrollo, costeo, planeación, producción, controles de calidad, gestión de almacenes y distribución.

ciclo-batchmaster 

Suscríbase a nuestro blog

Y obtenga contenido para el crecimiento de su empresa